Cánnabis y Enfermedad de Crohn


Pacientes que sufrían de esta condición y que consumían marihuana indicaron que la droga aliviaba notablemente los síntomas de la enfermedad.

Pacientes que sufren de SII (Síndrome del Intestino Irritable) podrían aliviar sus síntomas con el uso de medicinas basadas en canabinoides, componentes presentes en el cannabis.

La doctora Karen Wright, de la Universidad de Bath, responsable del estudio, indicó a BBC Mundo que los pacientes que sufrían de Síndrome del Intestino Irritable, IBS por sus siglas en inglés, presentaban un alto número de receptores de canabinoides, componentes de la marihuana, en el organismo.

Tanto la EC como la colitis ulcerativa, comúnmente agrupadas bajo el nombre de Síndrome del Intestino Irritable, causan una recarga en el sistema inmunológico de quienes lo padecen, causando inflamación en diversas áreas del tracto intestinal.
Esta inflamación puede producir dolor, episodios de diarrea incontrolable, letargo y pérdida de peso.

Pacientes que sufrían de esta condición y que consumían marihuana indicaron que la droga aliviaba notablemente los síntomas de la enfermedad.

  Los canabinoides

La doctora Wright comparó los intestinos de gente saludable y los de pacientes con IBS en busca de dos receptores que reaccionan a los canabinoides.

Tanto los pacientes saludables como los enfermos con IBS presentaban la misma cantidad de receptores CB1, sin embargo el segundo grupo presentó un número mayor de receptores CB2.

Normalmente los receptores CB1 y 2 trabajan “encendiendo y apagando” el sistema inmunológico en el intestino. Sin embargo, Wright descubrió que el receptor CB2 también promueve la cicatrización en esta zona.

Descubrimos que el sistema que responde al cannabis en el cerebro también lo hace en tracto intestinal. Una de las reacciones a ciertos compuestos del cannabis es la promoción de la cicatrización, muy importante para la gente que sufre de la Enfermedad de Crohn y de colitis ulcerativa, ya que el tracto intestinal de estos pacientes está severamente lacerado“, indicó Wright

Terapia Tentativa

Si bien el cannabis se prescribe actualmente a pacientes con cierto tipo de cánceres, SIDA y -en Canadá- a pacientes con esclerosis múltiple, Wright aseguró a BBC Mundo que algunos de los efectos psicoactivos y las implicancias legales del uso de la marihuana, imposibilitaban un tratamiento con hierba natural.

Sin embargo, indicó que “un reemplazo sintético del cannabis aportaría todos los beneficios y ninguno de los efectos secundarios nocivos de esta planta“.

Wright también hizo hincapié en el hecho de que fumar marihuana no era recomendable bajo ningún punto de vista, y que incluso “los pacientes que sufren de la enfermedad de Crohn podrían ver sus síntomas agravados si fuman marihuana, ya que generalmente ésta se mezcla con tabaco“.

A pesar de lo prometedoras que parecen las investigaciones, Wright indico que aún se necesita mucha más investigación, sobre todo para determinar los efectos secundarios que los canabinoides podrían tener en pacientes con IBS.

Londres, Gran Bretaña – BBC Mundo

  • Realmente el problema es que debido a su condición de prohibida, no se realicen más estudios para determinar exactamente el grado terapeútico de la planta del cannabis tiene para los enfermos de crohn o de otras enfermedades.