Colonoscopia y Sedación

Noticias.com Francisco Acedo Torregrosa

colonoscopia La endoscopia digestiva ha avanzado de forma muy importante desde el punto de vista cualitativo, permitiendo además mayores posibilidades de diagnóstico y terapéuticas; sin embargo, la exploración en sí misma es incómoda, desagradable y muchas veces molesta, sobre todo la colonoscopia, de ahí que sea necesario recurrir a las técnicas de sedación durante el proceso.

Así lo señaló el doctor José Ramón Armengol Miró , jefe del Servicio de Aparato Digestivo-Endoscopia del Hospital Vall d’Hebrón de Barcelona, que ayer pronunció la Conferencia Últimos avances en las nuevas tecnologías endoscópicas en el marco de la Semana de las Enfermedades Digestivas 2006 que se realizó el pasado 26 de Junio en Granada.

“La sedación en endoscopia -ha indicado el doctor Armengol Miró- evita las molestias y el recuerdo, facilitando así la repetición de la técnica sin impedimentos en casos de seguimiento o chequeo”. A diferencia de lo que ocurre hoy, hace más de dos décadas se sedaba prácticamente a todos los pacientes que se sometían a una endoscopia digestiva. Cuando empezaron a surgir complicaciones tanto en España como en otros países, se pudo constatar la importancia de contar con un experto en la materia si se quería actuar con garantías de seguridad y, poco a poco, se fue abandonando la sedación como medida previa a la realización de la endoscopia.

La colonoscopia, técnica endoscópica más utilizada

Entre las técnicas más empleadas, en los últimos años, se ha incrementado notablemente la realización de la colonoscopia, “que ocupa posiblemente la mayor atención asistencial, por la importancia del diagnóstico precoz de cáncer colorrectal”, asegura el doctor Armengol Miró. Le sigue en importancia la endoscopia de urgencia en todas sus vertientes y “no cabe duda de que la cápsula endoscópica ocupa un lugar importante hoy en día en el diagnóstico de la patología del intestino delgado, sobre todo en la hemorragia de origen indeterminado u oculto y también en determinadas patologías inflamatorias del intestino, como la enfermedad de Crohn”.

Tradicionalmente, una de las porciones más difícil de estudiar para el gastroenterólogo es el intestino delgado y, aunque se diseñaron endoscopios más largos y delgados, actualmente se cuenta también con la enteroscopia; las nuevas tecnologías -apunta el doctor Juan Ramón Ramírez-Armengol- permiten explorar con menos dificultad que antes casi la totalidad del intestino delgado y, algo muy importante que no es posible con la cápsula, efectuar procedimientos terapéuticos.

Existen numerosas técnicas endoscópicas y nuestro país se encuentra en una posición pionera en algunas áreas: “en nuestro medio -añade el doctor Armengol Miró- se dispone de todas las tecnologías, por sofisticadas que sean. En España se hace muy buena endoscopia digestiva, tanto diagnóstica como terapéutica”. En este sentido, este especialista considera que la informática y la robótica contribuirán en el desarrollo de nuevas formas de practicar la endoscopia y que la evolución y el desarrollo de los procedimientos diagnósticos y terapéuticos van en la línea de disponer de nuevos materiales y accesorios que contribuyan a mejorar la calidad de vida de los pacientes y a disminuir las complicaciones.

Granada, centro neurálgico de la Gastroenterología

Más de 1.500 expertos se reunieron en Granada con motivo de la Semana de las Enfermedades Digestivas (SED 2006), un evento promovido por la Sociedad Española de Patología Digestiva, la Asociación de Ecografía Digestiva y la Sociedad Española de Endoscopia Digestiva que ha concentrado, en un mismo espacio, el Palacio de Congresos, dos congresos y unas jornadas nacionales.

Con cerca de 400 comunicaciones, 40 ponentes extranjeros y más de 60 ponentes nacionales de reconocido prestigio, han convertido a la SED 2006 en el acontecimiento científico más importante de la Gastroenterología nacional. Además, ha contado con la participación de algunas de las sociedades de Gastroenterología más importantes del Mundo, como la Asociación Americana de Gastroenterología y la Federación Europea de Gastroenterología.