Tratamiento médico de la enfermedad de Crohn

El tratamiento médico óptimo de los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal requiere que el médico tratante obtenga una buena historia clínica, evalúe al paciente, realice los procedimientos diagnósticos necesarios, y luego prescriba un tratamiento adecuado, basado en la evidencia de estudios clínicos controlados.

Las metas del tratamiento farmacológico en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal son mejorar la calidad de vida, reducir el riesgo de complicaciones y evitar intervenciones quirúrgicas.

Las recomendaciones de la nueva clasificación de Montreal con respecto a enfermedad de Crohn y colitis ulcerativa deben ser implementadas en nuestra práctica clínica. Finalmente, la introducción de la terapia biológica (Infliximab, adalimumab) ha mejorado las opciones de tratamiento en el manejo de la enfermedad inflamatoria intestinal.

Antes de iniciar o modificar el tratamiento para enfermedad de Crohn, el médico debe evaluar bien al paciente, con una historia clínica completa que incluya la edad de inicio, la duración, la extensión y el curso de la enfermedad, los medicamentos previos y actuales, la respuesta a cada intervención, las cirugías previas y el estado actual de los síntomas. Adicionalmente, debe tener tránsito intestinal y colonoscopia reciente, para definir extensión, severidad y descartar complicaciones como fístulas, estenosis, y excluir causas medicamentosas e infecciosas de colitis (1).

Las guías del Colegio Americano de Gastroenterología (ACG) (2) describen unos criterios para definir la actividad clínica de la enfermedad de Crohn y recomiendan utilizarlo para establecer severidad en dichos pacientes . Esta clasificación es importante para definir si se hospitaliza al paciente y si requiere manejo con esteroides intravenosos. A diferencia de lo anterior, existe un índice de actividad de enfermedad de Crohn (CDAI), que se utiliza para medir eficacia de terapia médica, sobre todo en estudios de investigación.

Nota: Remisión: CDAI < 150, actividad leve: CDAI 150-219, actividad moderada: CDAI: 220-450, actividad severa: CDAI > 450.

La meta en el manejo de estos pacientes es inducir y mantener remisión clínica, y en lo posible lograr una remisión endoscópica de la enfermedad. Los medicamentos que se utilizan para el manejo de la enfermedad de Crohn, se señalan a continuación.

Continuar leyendo “Tratamiento médico de la enfermedad de Crohn”

Diferentes tipos enfermedad de Crohn

A mucha gente cuando su médico le acaba de diagnosticar y comunicar que padece el mal de Crohn no sabe a lo que se va a enfrentar y por ello es muy importante estar familiarizado con las diversas formas con las que el especialista puede hacer referencia al tipo especifico de enfermedad de Crohn que padecemos, ya que dependiendo de qué área del cuerpo está afectada hay hasta cinco tipos diferentes. Cada uno de estos tipos abarca síntomas ligeramente diferentes y varía en intensidad.

 

Recordemos que la enfermedad de Crohn, a diferencia de la colitis ulcerosa, puede afectar a cualquier región del sistema digestivo o dicho de otra manera, desde la boca hasta el ano.

El tipo más común de Crohn es la Ileocolitis, que afecta el íleon, o parte inferior del intestino delgado y colon. Los síntomas más comunes experimentados con este tipo es el dolor o calambres en la parte inferior derecha o media del abdomen, así como diarrea y pérdida de peso. Al igual que los demás tipos, como resultado de la inflamación, el daño a la pared intestinal es común y puede causar complicaciones adicionales que incluso requerirán intervención quirúrgica.

Continuar leyendo “Diferentes tipos enfermedad de Crohn”