La etiología fúngica en las enfermedades inflamatorias intestinales.

Por David A. Holland, MD

instestinos-grueso-y-delgado

La enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, aunque se distinguen por características bien conocidas, se conocen colectivamente como EII Enfermedades Inflamatorias Intestinales (Inflamatory Bowel Disease en inglés o su acrónimo IBD).  Las EII se caracterizan por una serie de síntomas como diarrea, cólicos abdominales, sangrado rectal, pérdida de peso, fiebre, y una serie de síntomas extra-intestinales, incluyendo trastornos de los ojos, hígado, vesícula biliar, los músculos y las articulaciones, los riñones, y la piel [1]. Los tratamientos por lo general se centran en el alivio de los síntomas con fármacos anti-inflamatorios o cirugía (es decir, la eliminación de la parte afectada de los intestinos).

La causa de la EII sigue siendo “desconocida”

Algunos han implicado una etiología viral para la EII. En la revista médica The Lancet, [2] El Dr. Wakefield y sus colegas encontraron que tres de los cuatro hijos de madres que habían desarrollado durante el embarazo sarampión más tarde han padecido la enfermedad de Crohn . Es de destacar que la resistencia recurrente hacia los antibióticos con neumonía, hecho que precedió a la enfermedad de Crohn en cada caso.

Continuar leyendo “La etiología fúngica en las enfermedades inflamatorias intestinales.”